El juego es uno de los pilares fundamentales para el aprendizaje de los niños pero si además, los juguetes que utilizan les invitan a imaginar, adquirir conocimientos y divertirse al mismo tiempo, ¡conseguirás que la combinación sea ideal!

El juego es un elemento básico para la vida de cualquier niño y además de ser divertido para ellos es algo necesario para su desarrollo. Los primeros años son fundamentales para su crecimiento en todos los niveles por eso, si aprenden mientras juegan y además se divierten haciéndolo habremos dado con la fórmula perfecta. Comenzar a ejercitar su psicomotricidad y adquirir nuevos conocimientos como las formas, los colores o los números son algunas de sus primeras tareas de aprendizaje. Normalmente, nos podemos valer de juguetes pensados específicamente para que los peques aprendan de forma divertida, como si fuera un juego para ellos.

La música es un ejemplo claro por el cual el niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir el cuidado de sí mismo y del entorno, y ampliar su mundo de relaciones.

istock_000015788559medium

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *